fbpx

El lenguaje transforma tu duelo

Cuidando tu conversación interna

mayo, 2020

La palabra es poder, es la potencia que tienes para crear, sentir y construir la realidad.

Alejandra Llamas, El libro de oro.

Transformar la forma en que pensamos y vemos el nacimiento de nuestro bebé al cielo es posible, es necesario prestar especial atención a nuestra conversación interna, a lo que nos decimos sobre nuestro bebé celestial.

Las palabras moldean tu realidad

La palabra es poderosa e influye en nuestro sentir, en nuestra forma de ver el mundo. Es natural que a nuestro pensamiento lleguen preguntas sin respuesta: ¿por qué a mi? ¿por qué a mi bebé? ¿hice algo para merecer esto? La realidad es, querida mami, que estas preguntas no tienen respuesta y está bien, la vida es magia y misterio. Sin embargo, repetir en tu mente estas ideas o aseveraciones desencadenan en ti una serie de sentimientos de tristeza, culpa, frustración, desesperanza y muchas otras emociones que no te harán bien, no te ayudarán en tu camino a la resignificación. La buena noticia es que al ser consiente de tus pensamientos, ¡tienes el poder de cambiarlos!

Echa un vistazo a estos ejemplos:

Pensamientos de dolorPensamientos de gozo
Ha sido una gran pérdidaHa sido un gran regalo
¿Por qué me pasó a mí?Fui elegida por un ser maravilloso
¿Por qué a mi bebé?Mi bebé es perfecto tal y como es

¿Te identificas con alguno? Nos ocurre a todas, pero es momento de tomar el poder de nuestras palabras, de moldear un mundo donde nuestro bebé celestial es un regalo de vida y de Dios. Cuando descubras que en tu mente se están presentando pensamientos de sufrimiento intenta identificarlos, observarlos y cambiarlos por unos de amor, que sean de tu creación y con tus propias palabras. Con este sólo acto estarás iniciando una importante y profunda transformación hacia una visión de gratitud, de amor y de paz donde el nacimiento de tu bebé a la eternidad es un preciado recuerdo de amor incondicional y de conexión divina para siempre.

Vive tu dolor y tu duelo intensamente pues es legítimo y más que natural, pero recuerda que el sufrimiento es tu elección. Eres una Madre Fénix, vive el amor a través de tu lenguaje, ten conversaciones afectuosas contigo misma sobre lo que ha pasado, háblale con ternura y adoración a tu bebé que aún te escucha, que te siente, que está. Y dilo en voz alta a tus seres queridos y amigos: ¡Cómo amo a mi niña, a mi niño! Sin penas, sin temores, porque al pronunciar cada palabra estás transformando el todo.

Tu instructora:

Patricia Mora
Life Coach Espiritual, Tanatóloga y Escritora

Es un hecho que los padres que tenemos uno o más bebés en el cielo necesitamos apoyo y orientación de calidad. Tenemos derecho a un espacio donde aprender y sentirnos contenidos y apoyados ante un duelo poco reconocido y sumamente doloroso. Después de ver a mis tres bebés trascender es mi misión transmitir mi experiencia, conocimientos y aprendizajes a cada ser humano que desea tomar una dirección de crecimiento, llena de significado y propósito.

Pin It on Pinterest

Share This