fbpx

Jarinet y bebé Rosamar

Testimonio de una Mami Fénix de Venezuela

julio, 2020

Mi nombre es Jarinet Fernández y el de mi bebé celestial Rosamar. Mi hija nació por parto natural en Maracay,Venezuela, soy natural de Cojedes/Venezuela. Nació el 23/10/2019 a las 12:40 p.m. mi primera bebé, tuvo complicaciones respiratorias y la internaron en la UTIN en incubadora, falleció el 28/10/2019 a las 5:30 p.m. por un paro en su corazoncito.

Mi mayor bendición es ella precisamente, el mayor aprendizaje que aunque me duela, mi bebé está en un lugar mejor, pues el propósito es mejor que el proceso, que si Dios me eligió como mamá de ella es porque sabe que mi espíritu es fuerte como una roca. Además, soñé con mi bebé y está feliz, eso me consuela porque Dios mismo me lo mostró en un sueño para que yo este tranquila; vi a mi bebe Rosamar y siento esa conexión espiritual pues Dios a través de mi hija Rosamar envía ángeles en humanos porque me han pasado cosas maravillosas.

Aprendí que Dios no nos pone carga con la que no podamos y que su voluntad no es dañina, al fin y al cabo Dios, el cielo, los ángeles, serafines y querubines son reales. Y lo más importante de mi aprendizaje que me esta enseñando mi bebé Rosamar es consolar a otras en medio esto, porque sea cual fuere la circunstancia de muerte y edad los hijos duelen mucho, ya que el amor mas parecido al de Dios es el de la madre.

Me hace bien ésta página porque no soy yo la unica que ha perdido un hijo cuando crei que era injusto pues tambien hay madres desnaturalizadas. Dios es bueno.

Gracias por compartir con la comunidad de Madres Fénix, es enriquecedor aprender unas de otras, saber que somos muchas las elegidas alrededor del mundo para vivir una maternidad especial que trae consigo grandes regalos y aprendizajes. Permítete descubrir esta visión de amor.

Tu instructora:

Patricia Mora
Life Coach Espiritual, Tanatóloga y Escritora

Es un hecho que los padres que tenemos uno o más bebés en el cielo necesitamos apoyo y orientación de calidad. Tenemos derecho a un espacio donde aprender y sentirnos contenidos y apoyados ante un duelo poco reconocido y sumamente doloroso. Después de ver a mis tres bebés trascender es mi misión transmitir mi experiencia, conocimientos y aprendizajes a cada ser humano que desea tomar una dirección de crecimiento, llena de significado y propósito.

Pin It on Pinterest

Share This