fbpx

¿Realmente has perdido a tu bebé?

Y la respuesta es, ¡por supuesto que no!

abril, 2020

El inmenso amor de tu bebé te rodea, te abraza, te cobija, te envuelve. ¿Puedes sentirlo?

Está esperando ansioso a que abras tus sentidos, que despiertes, que le confíes tu mente y tu corazón. No se ha ido, nunca se fue. Creíste haberlo perdido para siempre, pero te concedieron un amor para la eternidad, un vínculo irrompible, imperecedero. Su relación ha cambiado, se transformó. No se ven, se sienten. No se tocan, vibran. Lo escuchas no con los oídos, sino con el corazón y se miran con los ojos del alma.

Es un amor vivo, real, intenso. 

Está aquí, permanece contigo. 

Te conoce, te ama tal y como eres, te eligió como su madre desde la eternidad y para la eternidad. No se equivocó, encontró en tu alma a la compañera de viaje ideal para su paso por la tierra, incondicional, su alumna y testigo de su historia de vida.

¡Qué gran bendición sentirte y saberte elegida! 

Acompañar a tu bebé en su nacimiento al cielo es el honor de tu vida.

Y entonces vuelvo a preguntarte querida Mami Fénix, ¿realmente perdiste a tu bebe?

Ahora sabes la respuesta.

Tu instructora:

Patricia Mora
Life Coach Espiritual, Tanatóloga y Escritora

Es un hecho que los padres que tenemos uno o más bebés en el cielo necesitamos apoyo y orientación de calidad. Tenemos derecho a un espacio donde aprender y sentirnos contenidos y apoyados ante un duelo poco reconocido y sumamente doloroso. Después de ver a mis tres bebés trascender es mi misión transmitir mi experiencia, conocimientos y aprendizajes a cada ser humano que desea tomar una dirección de crecimiento, llena de significado y propósito.

Pin It on Pinterest

Share This